Baterías de coche ¿Sabes cuantas clases existen? compruébalo

baterías de coche

En la actualidad existen varias clases de baterías para coche. Realmente no es muy importante conocer su tecnología ni funcionamiento interno porque lo que hacemos si no arranca el coche cuando la batería se ha agotado es muy básico, si eres atrevido y te gusta meter las manos en tu coche la cambias tú mismo o llamamos a la grúa para que utilice el arrancador portátil y por lo menos podremos llegar al centro más cercano para comprar una nueva o a un taller autorizado para sustituir la batería.

No obstante, para los más curiosos vamos a indicar los tipos de baterías que podremos encontrar en el mercado.

Batería de celdas húmedas

En primer lugar, hablaremos de este tipo de batería de arranque para coche porque son las más básicas y baratas del mercado. No requieren casi mantenimiento y su coste es el más económico entre los tipos existentes (40-100 euros) dependiendo el amperaje y la marca. Funciona por medio de una solución de electrolito líquido y unas placas positiva y negativa sumergidas que crean la carga eléctrica.

El calor perjudica en mayor medida su durabilidad provocando que el electrolito se evapore y las placas pierdan material más rápidamente.  

Baterías de calcio

Estas baterías tienen en sus celdas una mezcla o aleación de calcio. Funcionan muy parecido a las baterías de celdas húmedas. Las ventajas de esta clase de batería para coches podríamos decir que son 2, la primera es que no pierden tanto líquido y son capaces de retener hasta el 80% del mismo y la segunda es que las placas se conservan mejor al no haber corrosión interna.

Baterías de ciclo profundo

Las baterías de ciclo profundo se suelen ver instaladas en auto caravanas y en el ámbito de las energías renovables entre otros. Su diferencia con el resto de baterías radica en que tienen mucha capacidad de descargas completas al estar construidas sus placas con un grosor mayor que las demás clases de baterías.

Baterías de iones de Litio

También llamadas baterías Li-Ion por su composición química, son las utilizadas en pequeños aparatos eléctricos como ordenadores portátiles, smartphones, radios, auriculares inalámbricos, etc que necesitan de una fuente externa con autonomía suficiente para funcionar por periodos extendidos, pero también las puedes encontrar en coches de gama alta o eléctricos.

Su funcionamiento se basa en una sal de litio como electrolito. Posee mucha resistencia a la descarga y alta capacidad energética. Con el tiempo se han utilizado en la industria dándole diferentes tamaños y formatos para adaptarlas a los equipos donde han sido montadas.

Su punto negativo es la baja resistencia a las altas temperaturas que termina degradándolas antes que otras clases de baterías.

Batería VRLA

Son baterías de ácido de plomo reguladas, también conocida como sellada o libre de mantenimiento. Por su nombre se puede deducir que no hay que recargar liquido con el paso del tiempo y uso, ya que el gas producido en su interior se vuelve a transformar en electrolito. La batería AGM es un ejemplo de VRLA, fabricada con base de fibra de vidrio absorbente.

Una ventaja que pose este tipo de batería es que se puede instalar en cualquier posición. El electrolito no existe en forma líquida y no hay riesgo de fuga. Dispone de una válvula en su interior y en caso de alcanzar cierta presión interna la libera y evita posibles riesgos de autodestrucción.

El ámbito de aplicación es muy amplio, desde coches, herramientas eléctricas, fuentes de energía UPS, teléfonos portátiles, juguetes y recreativos, etc.

En el siguiente video podrás aprender mucho más acerca de las clases de baterías y sus nomenclaturas

Reproducir vídeo

Comprar Baterías

Share on facebook
Share on pinterest
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on email
Share on whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *